domingo, 9 de octubre de 2016

Mi nuevo 50mm es mmmmmmmmmmm!!

¡¡ADVERETENCIA!! XD Cualquier parecido con una reseña es pura coincidencia jajaja...
Después de ¡ocho añazos! haciendo fotos con el pisapapeles (y algún otro objetivo que me han prestado ocasionalmente) acabo de invertir unos 200 eurillos en esta maravilla que todavía estoy "catando" poco a poco... y la primera impresión es brutal desde el minuto uno! Hace pocos días que lo tengo y aún nos estamos conociendo, pero me está enamorando sin remedio y me alegro muchísimo de haberme hecho con él.
Yo soy una persona de contradicciones jajaja (no de contrastes XD) y aunque me encanta la fotografía, nunca he querido gastarme dinero en "cacharros", con lo caro que puede llegar a ser aficionarse a esto, que ya lo sabía cuando empecé, por cierto... Un par de filtros una vez y alguna mochila para llevar la cámara, eso es todo lo que he "derrochado" desde que hago fotos XD. La cuestión es que no me había planteado comprar este objetivo (ni ningún otro) porque el que me hacía ilusión tener era muy caro... Tampoco sabía decidirme por una distancia focal; no tenía muy claro qué era lo que quería o lo que necesitaba (salvo distancia focal fija y un objetivo que fuera luminoso, que eso tampoco era tan difícil). Total, que cuando ya había descartado la idea, por impulso me puse a buscar y el AF-S Nikkor 50mm f/1.8 G me sorprendió por su precio y sus buenas críticas, y sin pensármelo mucho tampoco, lo metí en el carro de la compra.
De momento me está dando todo alegrías y unas profundidades de campo y efectos bokeh inimaginables con mi viejo y sucio pisapapeles que tan aburrida y desmotivada me tenía (ya empezaba incluso a pensar que estaba dejando de gustarme la fotografía XD). Además, la experiencia de fotografiar con una focal fija me está cambiando la vida!
















Para los curiosos: las fotos de este post están hechas entre Calella, Sant Pol de Mar y Barcelona, y hay alguna más en mi galería de Flickr, donde además podréis ver los datos EXIF; sí, mi perris es mi modelo favorito de momento, aunque mi novio también se presta como conejillo de indias :p
Para saber más sobre el objetivo, recomiendo buscar una reseña de verdad y bien hecha, que hay algunas por ahí, o en la misma página de Amazon yo pude leer un montón de opiniones. Solo hay que sentarse una ratito.

viernes, 6 de mayo de 2016

100 Strangers: o cómo conseguir que un desconocido te deje hacerle una foto

Acercarte una a una a cien personas en la calle, totalmente desconocidas, y pedirles permiso para hacerles una foto y luego publicarla en internet es un reto. Te puede dar vergüenza, como a mí, o directamente miedo (al rechazo, a hablar con desconocidos... yo qué sé!). Sin embargo, esta es una de las razones para unirse a este proyecto fotográfico; se trata de, ni más ni menos, publicar cien retratos de cien desconocidos, o extraños, en el grupo de Flickr 100 Strangers (en inglés). Salir de la zona de confort y así ampliar conocimientos, mejorar la calidad de tus retratos, intentar técnicas nuevas cada vez, o lo que creas necesario para dar un salto de calidad en tu fotografía.
Los que han empezado a hacerlo y se animan a compartir la experiencia hablan de crecimiento y realización personal, superación... nada mejor para combatir la timidez! Yo, que soy una gran fan de los proyectos fotográficos (por eso no acabo ninguno, porque me encanta empezarlos todos!! XD) me imagino a mí misma intentándolo (y eso que yo no me considero una persona tímida, pero me cuesta interrumpir a alguien que no conozco para preguntarle incluso la hora) y me entra un poquillo de "canguelo" escénico. Lo primero que se me ocurre es... "¡¡¡¿¿y si me dicen que no??!!!". Si alguien viniera en la calle a pedirme permiso para hacerme una foto, no sé qué pensaría. Tal vez me sentiría halagada. Ahora que ya sé que existe el proyecto no me asustaría, pero igual podría haber pensado que se trataba de un psicópata, y no me gustaría nada que alguien pensara de mí que soy una obsesa y que quiero hacer algo raro con las fotos. Por eso precisamente lo quiero empezar. La idea de hablar con desconocidos en la calle no me preocupa (me han dicho que le doy conversación hasta a los charcos... y yo no sabía que era de esas jajajaja), pero intentar llevarme su retrato sí me da un poco de respeto. No sé cómo demostrar que mis intenciones son limpias XD.
Las reglas del grupo son estrictas pero sencillas. En resumidas cuentas, no se pueden publicar fotos de personas que ya conozcas de algo, aunque sea poco, tampoco se pueden "robar" las fotos, es decir, tienen que posar para ti, y no se pueden publicar fotos de menores si no está alguno de sus padres con ellos y todos están de acuerdo. Además, hay que numerar las fotos (de 1 a 100) e incluir una pequeña descripción del desconocido o desconocida: quiénes son, qué hacen, por qué decidiste acercarte a ellos, qué te llamó la atención, cómo fue el encuentro... Los moderadores del grupo animan a los participantes a charlar un poco con "sus extraños" y tener un intercambio agradable, por así decirlo.
A mí me parece un proyecto precioso, donde puedes ver la evolución de tus fotografías a lo largo del tiempo que tardes en completarlo y, con un poco de suerte hacerte con alguna foto peculiar, impactante, espectacular... y con alguna otra que te ayude a comprender lo que no hay que hacer jamás. ¡De los errores se aprende!
Yo misma ya lo comencé hace unos años. Recuerdo que antes de conseguir hacer la primera foto, dejé pasar muchas oportunidades por miedo a que me dijeran que no, pero luego me pareció mucho más fácil de lo que esperaba. Aun así, no conseguí abandonar del todo la zona de confort, y solo hice estas tres...
Stranger #1, Veronica
Strangers #2, Las Niñas
Strangers #3, Guilherme & Sara
Para este nuevo intento he pensado hacerme unas tarjetas (puede que a mano, no lo he pensado tanto todavía) con la dirección de mi blog y mi galería de Flickr, que en definitiva es donde voy a publicar las fotos, y a lo mejor una descripicón del proyecto... Creo que me dará seguridad llevar algo encima que pueda demostrar que el proyecto existe, que lo hace más gente y que no estoy loca!!! XD
La verdad es que entre todas las que he visto, hay algunas fotos espectaculares y merece mucho la pena pasar un rato echando un vistazo y, ¿por qué no? ¡¡INTENTARLO!! Vamos, vamos...
Stranger 98/100 - YvonneèJames #229184:200 Strangers - EllieStranger 97/100 - Melissa52/100 Alice 25042016 m@s71Stranger #96 MilenaManuelStranger #01/100 Matt

sábado, 14 de febrero de 2015

Castellers

Ahora no sé por qué he tardado SIETE!!! meses en ir a verlos. Menos mal que nunca es tarde si la picha, digooooooooo... si la dicha es buena. Y yo me lo pasé genial el otro día en la diada castellera de Santa Eulàlia (la otra patrona, que como tienen dos, la Mercè y esta, tienen unas fiestas de invierno y otras de verano, ¡qué pelotasso!)

Fue un domingo de solecito, de los que me gustan a mí, que curiosamente me hizo acordarme muchísimo de los dominguitos de coros, aunque no andaran por allí ni Julio Pardo ni Faly Pastrana, pero sí que había emoción, vellitos de punta y gafas de sol, y hacía un calor que te secaba la humedad de los huesos y que era muy de agradecer después de to el frío que había estao haciendo (y que hizo, otra vez, en cuanto se escondió el sol).

La cuestión es que yo, que ni llevo parasol en el objetivo ni nada (un filtro polarizador sí que llevo, algo es algo), me vi con el sol en la carita y con los maravillosos castellers de toda Barcelona justo delante, así que a lo DIY con la manita de visera como si quisiera otear el horizonte, me puse a disparar sobrevolando las cabecitas de los asistentes todo lo que pude (que para los pies que tengo, no soy tan alta...). Me encantó verlo e inmortalizarlo, y me alegré muchísimo de que la colla de mi barrio se llevara un premio que a mí me pareció merecidísimo, pero perdonadme que no tenga ni idea de cuál era, que soy nueva en esto.

Por cierto, que yo creía que no, pero a veces se caen. La primera vez que lo vi pensé que era una cosa súper insólita y que sería una tragedia sin precedentes, pero no vi a nadie echarse las manos a la cabeza ni ponerse a llorar como descosidos, así que entendí que es algo que pasa relativamente a menudo y que deben saber cómo caer para no hacerse mucho daño. Me tomé una copita de cava para celebrarlo =D.

En resumen, yo lo disfruté brutal, pero me quedé con las ganas de un tipo, tipo...